Experta de la Universidad de Maryland expuso en Cuarto Coloquio Académico

INTERIOR maryand

La investigadora Karin Rosemblatt, especialista en estudios latinoamericanos, abordó la temática racial en el contexto de la relación México – Estados Unidos. Comentaron su presentación, los profesores Augusto Samaniego y Pedro Canales.

Comunicaciones Facultad de Humanidades - Texto, Fernando Abarca / Imágenes, Antonio Hernández.

Con una importante participación del cuerpo docente de la Facultad de Humanidades (FAHU), se realizó el 2 de agosto pasado, en el CENI- ViME, el Cuarto Coloquio Académico, actividad enmarcada en las VIII Jornadas de Investigación “Los desafíos de investigar en Humanidades y Ciencias Sociales”. El objetivo de estos encuentros es presentar las investigaciones que se están realizando dentro de nuestra Unidad Mayor, como también proponer una instancia de retroalimentación interdisciplinaria.

En esta ocasión, la expositora invitada fue la académica de la Universidad de Maryland (EE.UU.) Karin Rosemblatt, especialista en Estudios Latinoamericanos, cuyo trabajo refleja un particular interés por las relaciones de género, raza, etnicidad, clase. En sus múltiples investigaciones, la experta ha abordado cómo estas características se vinculan con las políticas públicas y los procesos de gobernanza.

Su presentación se basó en el texto “Mexican anthropology and inter-american knowledge” (Antropología mexicana y conocimiento interamericano), que forma parte del libro que la académica acaba de concluir y que, por estos días, se encuentra en etapa de revisión. La obra -según explicó- trata de descifrar las variaciones que ha experimentado el término raza, a través de un análisis histórico de la relación EE.UU. – México.

“En este libro postulo que raza es una categoría científica que ha hecho posible el intercambio intelectual y global, en particular entre Norte Sur, formando una especie de vocabulario que ha permitido la circulación de saberes”, planteó la experta.

Se trataría de una pluralidad semántica que ha facilitado que esta palabra sea usada para referirse a muchos tipos de identidades -nacionales y regionales-, y a relaciones culturales, con indígenas, afrodescendientes e inmigrantes. “Esa polifonía permite y facilita la circulación de los saberes”, reflexionó la especialista.

Diversidad y economía

La expositora afirmó que los estudios latinoamericanos que se desarrollaron en Estados Unidos “nacieron alrededor del 1920, no como una forma de entender el otro, sino para comprender la diversidad cultural y étnica que existía dentro de ese país”.

En ese sentido, los esfuerzos tendieron a incorporar la diversidad de grupos con un ánimo económico. Aquello dejó de lado cualquier intento por asimilar la cultura de quienes fueron agregados, precisó la investigadora.

La exposición fue comentada por el académico del Departamento de Historia, Dr. Augusto Samaniego, y por el profesor del Instituto de Estudios Avanzados, Pedro Canales, quienes relevaron el aporte de Karin Rosemblatt, destacando que su trabajo refresca y propone una perspectiva tan diversa como interesante sobre el tema.

 

Vea galería de fotos en nuestro Fanpage de Facebook: Facultad de Humanidades U. de Santiago de Chile

 

 

Texto publicado el jueves 25 de agosto de 2016