Plantel distingue con medalla “Reconocimiento al Premio Nacional” a Dr. Julio Pinto Vallejos

 MG 7926

El Dr. Pinto, quien ofreció en el Salón de Honor la Clase Magistral “La Historia y la Universidad de Santiago de Chile”, valoró su trayectoria en la que ha sido durante 36 años su Universidad. “Estoy muy agradecido por el espacio que me ha dado para desarrollar mi trabajo. Lo que realiza esta Institución interpreta mis valores, principios y proyectos”. Asimismo, realizó un especial homenaje a los integrantes del Departamento de Historia del Plantel. Tras ser condecorado, fue ovacionado por académicos, funcionarios, estudiantes y el resto del público presente.

Texto, Fernando Seymour, Dpto. Comunicaciones UdeSantiago | Fotografía, Antonio Hernández C. Comunicaciones y Extensión Facultad de Humanidades.

Este jueves (22) se realizó en el Salón de Honor del Plantel la ceremonia de entrega del nuevo “Reconocimiento al Premio Nacional”, otorgado al Dr. Julio Pinto Vallejos, académico del Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades, quien fue distinguido este año con el Premio Nacional de Historia.

Se trata de la Medalla en su categoría Primera Dorada y Esmaltada, la que junto al respectivo Diploma, tienen como objetivo reconocer de manera institucional a algún miembro de la comunidad universitaria o alguien que la Universidad haya postulado al Premio Nacional en sus diferentes menciones y que finalmente lo obtenga.

En la instancia, presidida por el Rector de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, participaron autoridades, académicos –especialmente del Departamento de Historia–, funcionarios, además de familiares del Dr. Julio Pinto y estudiantes, con gran presencia de aquellos que cursan el programa de Doctorado en el que imparte clases.

Tal como lo explicó el secretario general de la Institución, Gustavo Robles Labarca, se le otorga esta distinción por haber sido galardonado con el Premio Nacional de Historia 2016, en consideración a la calidad de su quehacer como académico, formador de historiadores y cientistas sociales, además de valorar a este Plantel estatal y público mediante la excelencia de su docencia e investigación. Asimismo, por sus investigaciones sobre la construcción del Estado de Chile, la formación y desarrollo del movimiento obrero y popular, así como las tensiones y crisis políticas que acompañaron a la sociedad chilena en el siglo XX.

Universidad con historia e identidad

El Dr. Julio Pinto se integró a la Universidad de Santiago con solo 24 años de edad, luego de haber culminado una exitosa formación profesional en Estados Unidos, en la Universidad de Yale. Tal como él mismo lo plantea, una trayectoria “en la que ha sido durante 36 años mi Universidad, de la que estoy muy agradecido por el espacio que me ha dado para desarrollar mi trabajo, donde lo que realiza esta Universidad interpreta mis valores, principios y proyectos”.

Luego de recibir la distinción y firmar el Libro de Oro del Plantel, el Dr. Julio Pinto ofreció la Clase Magistral “La Historia y la Universidad de Santiago de Chile”, instancia en la que aseguró que “la Usach tiene, es y hace Historia. Y, además, cuenta con un destacado Departamento de Historia, a cuyos integrantes les dedico un especial homenaje”.

Asimismo, planteó que “es una institución que inexorablemente está instalada en el tiempo, por lo que cambia, se transforma, avanza, retrocede, con aciertos y errores, y sin embargo mantiene una línea que la identifica”. Parte de su análisis se detuvo en el Departamento de Historia, que definió como un consolidado centro de investigación y formación de nuevos conocimientos. “Es un espacio reconocido a nivel nacional y continental”, aseguró.

En cuanto a sus labores más recientes, detalla que “en los últimos años he estado trabajando en una comparación sobre la formación del Estado en Chile, Argentina y Perú, lo que me ha permitido trabajar en archivos de países vecinos y darme cuenta de las muchas cosas que tenemos en común”. En ese sentido, advirtió que “mi objetivo es cerrar ese proyecto de investigación con la publicación de un libro, que aporte con una visión más latinoamericanista y menos individual”.

Rescate y justicia histórica

Junto con resaltar la trayectoria, logros y contribuciones sociales del galardonado Premio Nacional, el Rector Zolezzi destaca que esta nueva distinción fortalece aún más la identidad institucional. “Académicos e investigadores como Julio Pinto permiten dejar muy en alto el nombre de nuestra Universidad, demostrando la calidad académica y de investigación de esta Casa de Estudios Superiores”, manifiesta la autoridad, resaltando además su gran compromiso con la educación pública y el fortalecimiento de las universidades estatales.

“Reconocemos el trabajo generoso de un integrante de esta comunidad universitaria, con sus destacados méritos académicos, como historiador e intelectual comprometido con los procesos de transformación social que permiten hacer de Chile una sociedad más justa y equitativa”, subraya el Rector Zolezzi, añadiendo que “tal como lo ha dicho el propio Dr. Julio Pinto, su trabajo se relaciona con una labor de rescate y justicia histórica”.

Por ello no duda en afirmar que la Universidad de Santiago se engrandece y adquiere excelencia gracias al aporte de las personas que la integran. “Ellas son el motor, alma y espíritu que le dan significado al trabajo individual, que luego se transforma en un todo. Trabajamos con, para y por las personas. Solo eso le da sentido al quehacer universitario”, plantea la máxima autoridad del Plantel.

Un premio colectivo

Por su parte, la también académica e investigadora Dra. Verónica Valdivia Ortiz de Zárate, esposa del Dr. Julio Pinto, se refiere a la especial relación que han logrado cultivar durante sus años de matrimonio. “Si bien yo me dediqué a la Historia Reciente y Julio a la Historia Social, igualmente logramos unir nuestras actividades a través de un vínculo entre lo social y lo político, donde ha sido muy importante la vida en pareja, porque nos permitió potenciar nuestros trabajos”, detalla.

En ese contexto, destaca la posibilidad de compartir debates sobre la política actual, la historiografía y diversos trabajos que han desarrollado en conjunto, publicados a través de libros y artículos. “Hemos podido discutir y analizar sin que el trabajo se convirtiera en el eje de nuestras vidas, pero sí como un elemento que nos ha permitido consolidarnos como pareja”, plantea.

Incluso, tal como lo ha manifestado el propio Dr. Julio Pinto, también ella insiste en que se trata de un premio colectivo. “Esto, en el sentido que uno se va nutriendo de debates con otros, en los que participan muchas personas y que cruzan distintos estamentos de investigadores e instituciones, lo que permite que la historiografía vaya creciendo”, explica, agradeciendo la valiosa colaboración de ayudantes y coinvestigadores. “Por ello, es un conocimiento colectivo”, asegura.

Reconocimiento estudiantil

Y si de reconocimientos se trata, también desde el ámbito estudiantil surgen los agradecimientos al Dr. Julio Pinto. Tal es el caso de Ana Gálvez Comandini, estudiante del Doctorado en Historia de la Universidad de Santiago, cuya tesis es dirigida por el Premio Nacional de Historia 2016. “El profesor Julio Pinto es un excelente académico. Es una persona muy afable y generosa con los conocimientos que entrega y sus clases son muy entretenidas. Con él he aprendido mucho”, advierte.

La propia estudiante de doctorado no duda en que corresponde a un premio absolutamente merecido. “El profesor tiene una gran trayectoria historiográfica que merecía ser reconocida de esta manera. Académicos como Julio Pinto son los que me motivaron a estudiar el Doctorado en Historia en la Universidad de Santiago”, concluye.

 

Ver galería fotográfica aquí: http://bit.ly/2hk9HuP

 

*Texto publicado el día viernes 23 de diciembre de 2016.