Relaciones de colaboración entre organismos del Estado: Universidad de Santiago y ENAP lideran un inédito proyecto de desarrollo sindical

enap nota

La Facultad de Humanidades de Plantel, desarrolló un programa académico que certificó competencias directivas de trabajadores y dirigentes de las distintas filiales de la Empresa Nacional del Petróleo. La  iniciativa se enmarca dentro de los planes de la ENAP de transformarse en una organización modelo en el ámbito de las relaciones laborales. 

“Las universidades del Estado están al servicio de las empresas públicas del país y es su deber fortalecerlas y apoyarlas en la optimización de su competitividad”, sostuvo en la oportunidad, el rector Juan Manuel Zolezzi. 

Comunicaciones y Extensión Facultad de Humanidades | Texto, Soledad Villagrán Varela - Fotografía, Antonio Hernández.

Más de cuarenta trabajadores y trabajadoras de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), certificaron sus habilidades directivas a  través de un programa pionero desarrollado por la Facultad de Humanidades (FAHU) de nuestra Universidad.

La iniciativa tuvo como norte reconocer y fortalecer las competencias gerenciales de este grupo de trabajadores, en su mayoría dirigentes sindicales de la firma. Para estos efectos, la ENAP, a través de su Dirección de Relaciones Laborales, solicitó a la FAHU, el desarrollo de un programa académico que permitiera identificar y desarrollar competencias asociadas a habilidades directivas, con el propósito de enfocar los esfuerzos en un modelo que asegure mayores condiciones de empleabilidad y abra nuevas alternativas de desarrollo de carrera.

El curso se efectuó entre los meses de abril a noviembre de 2016, a través de clases B-Learning y de sesiones individuales y grupales. De este modo, un grupo de académicos, profesionales y consultores senior, expertos en coach, se desplegaron por las sedes de la ENAP a lo largo del país, para sistematizar habilidades como influencia estratégica, planificación, liderazgo, visión sistémica, comunicación, relacionamiento, análisis y toma de decisiones.

Se trata de competencias blandas “tan necesarias para la empresa moderna”, planteó la directora del proyecto, la académica de la Facultad de Humanidades, Dra. Margarita Loubat, quien sostuvo que estas habilidades, “repercuten en el éxito de los planes de desarrollo de ENAP, dado que coloca en sinergia los intereses de los directivos y de los propios trabajadores”.

La académica también precisó que esta iniciativa se llevó a cabo con el acuerdo y apoyo del conjunto de organizaciones sindicales de ENAP. Ese mismo espíritu de trabajo colectivo fue el que se vivió en la ceremonia de entrega de diplomas realizada el lunes 9 de enero, con el que se cerró esta primera versión del curso. 

La actividad, realizada en el Salón de Honor del Plantel, contó con la presencia de autoridades de la Universidad, encabezadas por el rector Juan Manuel Zolezzi y el decano de la Facultad de Humanidades, Marcelo Mella, y de directivos de ENAP: su gerente general, Marcelo Tokman; el director ejecutivo, Francisco Peralta; el gerente de Recursos Humanos, Javier Fuenzalida; y el gerente de RR.HH. Casa Matriz, René Tabilo;  además de los trabajadores participantes y sus familiares.

Al servicio de lo público

Al inicio de su intervención, el rector de la Universidad de Santiago, Dr. Juan Manuel Zolezzi, señaló su orgullo por la generación de alianzas estratégicas entre entidades estatales: “Las universidades del Estado están al servicio de las empresas públicas del país y es su deber fortalecerlas y apoyarlas en la optimización de su competitividad”. 

La autoridad subrayó que “para nuestra Universidad es un honor contribuir al propósito de ENAP, en lo que respecta al fortalecimiento de las organizaciones sindicales de sus trabajadores”.

El Rector remarcó que “no existe en Chile una experiencia como ésta”. “Estamos certificando estas competencias a trabajadores y trabajadoras que decidieron perfeccionarse y que durante este curso descubrieron que mucho de lo que hacían estaba sustentado por paradigmas y teorías, lo que fortaleció aún más su labor (…) Muchas de las competencias existían y estaban dadas por la práctica, a partir del método empírico. Por tanto, nuestro trabajo fue potenciar lo existente a partir de una rigurosa intervención académica”, planteó.

Por su parte, el decano de la Facultad de Humanidades, Dr. Marcelo Mella, valoró esta certificación como "el inicio de un camino de relaciones fructíferas entre dos instituciones públicas: la Universidad de Santiago y la ENAP. Esperamos avanzar en un conjunto de iniciativas que reflejen los intereses comunes de ambas entidades”.

El Decano se detuvo en el desafío de fortalecer la institucionalidad estatal. “A partir del diagnóstico del momento político social en que nos encontramos, de una profunda crisis de credibilidad y de desvalorización de lo público, nos alegramos de que exista una ventana de oportunidades que debemos saber aprovechar, especialmente quienes creemos en el sentido profundo de lo estatal y lo público. La crisis tiene esta doble dimensión, de destrucción y de oportunidad, como decía un famoso intelectual italiano, la crisis es aquel momento donde: ´Lo que tiene que morir no ha muerto y lo que tiene que nacer no ha nacido’”. En este sentido -precisó-, “nosotros queremos contribuir al desarrollo de nuestra sociedad a partir del fortalecimiento de la institucionalidad estatal, resguardando el interés público".

Relaciones colaborativas

A su vez, el gerente general de la ENAP, Marcelo Tokman, precisó que la iniciativa “es un programa inédito para nuestra empresa y el país”. Apunta -dijo-, a uno de los objetivos estratégicos que ha definido la organización: “construir relaciones saludables, colaborativas y de beneficio mutuo entre la administración y organizaciones sindicales”. 

“La idea es fortalecer a nuestros dirigentes en muchas habilidades que la mayoría de ellos ya tienen, por algo están en estos roles dirigenciales. Este programa lo que permite es hacer un trabajo riguroso de identificar si hay alguna oportunidad de perfeccionamiento y entregar las herramientas”. En ese sentido, Tokman agradeció la labor de la Universidad de Santiago, “institución que tiene una larga historia de compromiso con los trabajadores y su desarrollo profesional, por haber desarrollado un programa de altísima calidad, acorde a las necesidades y desafíos de nuestra empresa”.

Asimismo, el presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores de Petróleo y Afines de Chile (Fenatrapech), Jorge Fierro, destacó las competencias adquiridas, precisando que en realidad se tratan de “habilidades  directivas”. “Competencias blandas que se requieren en la administración de las empresas y también en el  mundo sindical”.

Para el dirigente, que nuestra Universidad entregue estas certificaciones, es un paso más hacia la “construcción de una nueva sociedad”. “El modelo de gobernanza global, requiere el trabajo conjunto entre trabajadores y la administración”, indicó. 

Durante su discurso, el presidente de la Federación Nacional de Profesionales, Técnicos y Supervisores de ENAP (Fesenap), Jorge Figueroa, también analizó la experiencia. “Este programa ha permitido desarrollar competencias altamente efectivas para la gestión (…) Por tanto, no podemos dejar de estar orgullosos de lo que somos y de qué tan lejos podemos llegar si aplicamos los nuevos conocimientos adquiridos”. 

Figueroa, apreció la labor docente de la Universidad: “Al poco andar nos pudimos dar cuenta que estábamos inmersos en un muy buen proyecto y nos fuimos entusiasmando y adecuando a los distintos escenarios que se nos presentaban, de abordar el trabajo tanto en forma individual, como grupal”.

 

Revise AQUÍ la publicación en El Mercurio, Cuerpo B, Vida Empresarial, sobre esta relevante ceremonia.

 

 

*Texto publicado el jueves 19 de enero de 2017.