Contribución a la calidad y equidad: UdeSantiago imparte postítulos de especialización a docentes de Básica

 

 MG 3290 baja

 

La Facultad de Humanidades está a cargo de tres de estos programas enfocados a profesores que se desempeñan en colegios municipales y/o particulares subvencionados de alta vulnerabilidad.

Comunicaciones y Extensión Facultad de Humanidades | Texto, Soledad Villagrán Varela | Fotografía, Antonio Hernández C.

Aportar a la educación nacional en términos de calidad y equidad, es el desafío de los siete Postítulos de Especialización que la Universidad de Santiago de Chile está impartiendo en el contexto de los Programas de Becas del Ministerio de Educación (Mineduc), para docentes de segundo ciclo de Educación Básica.

Recientemente hubo una ceremonia inaugural de estos programas: tres impartidos por la Facultad de Humanidades, tres por la Facultad de Ciencia, y otro, por esta última Unidad Mayor y la Facultad de Química y Biología. La actividad puso de relieve el significativo esfuerzo que realiza tanto el Mineduc como la UdeSantiago, para capacitar a profesores que se desempeñan en colegios municipales y/o particulares subvencionados de alta vulnerabilidad.

Para el coordinador académico de estos postítulos por parte de la FAHU, Dr. Manuel Rubio, estos programas son muy importantes por dos razones. La primera es que tradicionalmente se ha entendido al profesor básico como un profesor generalista. “Esto ciertamente funciona adecuadamente cuando se trata del primer ciclo básico y el profesor desarrolla habilidades elementales en diversos ámbitos: lectura, escritura, conocimiento del entorno, operaciones matemáticas básicas, etc. Tener un profesor que enseña todas las materias permite que este dedique tiempo para conocer a los estudiantes en todas sus dimensiones. No obstante, en el segundo ciclo se espera el desarrollo de habilidades de mayor abstracción, que requieren de un conocimiento especializado en torno a las materias que se enseñan. Desarrollar, por ejemplo, habilidades de comprensión y producción de textos cada vez más complejos requiere cierta formación específica para poder identificar rasgos sintácticos, estructurales y pragmáticos de los textos seleccionados”, afirma el académico del Departamento de Lingüística y Literatura. 

La segunda razón -indica-, tiene que ver con mejorar los estándares de calidad de escuelas que se caracterizan por obtener bajos resultados en mediciones nacionales, como el Simce. “Muchos de esos establecimientos atienden a población socialmente vulnerable y, muchas veces, los profesores no tienen oportunidades de reflexionar sobre su quehacer y adquirir conocimientos especializados en una materia. Por ello, estos postítulos responden a una necesidad fundamental en términos de calidad y equidad de la educación.  Sabemos que nuestro sistema escolar es un sistema tremendamente segmentado. En este sentido, las diferencias de resultados no se vinculan necesariamente con problemas de capacidades de los estudiantes, sino que se relacionan más bien con oportunidades para comprender mejor las demandas que establece la escuela. Para ello, resulta fundamental que los profesores problematicen e indaguen en temas y metodologías acordes a la realidad de sus estudiantes y que generen un puente comunicativo para que potencien al máximo sus habilidades intelectuales”, indica el Dr. Rubio. 

El docente valora en especial el esfuerzo que realiza el Mineduc para capacitar a profesores que se desempeñan en condiciones difíciles. “Al asistir, tienen la oportunidad de adquirir nuevos saberes, reestructurar sus conocimientos previos, repensar las situaciones de aprendizajes que planifican y analizar su práctica pedagógica con el acompañamiento de especialistas en cada materia. Así, se apunta a que estos docentes estén en condiciones de mejorar su desempeño y, por consiguiente, el desarrollo de los estudiantes a los que enseñan”, puntualiza el Dr. Rubio.

 

*Texto publicado el martes 27 de junio de 2017.