FAHU-UdeSantiago | Políticas del suicidio: Destacados Filósofos debaten sobre aspectos políticos del suicidio

foto interior SUICIDIO

Tres filósofos y un psicólogo presentaron sus argumentos a partir de una reflexión sobre el concepto de  “suicidio soberano” (casos como los de Sócrates o el mismo Presidente Balmaceda) y sobre algunas tendencias ecocidas en prácticas político-tecnológicas contemporánea.

Comunicaciones y Extensión Facultad de Humanidades | Texto, Enzo Borroni, Ricardi - Fotografías, Antonio Hernández.

En el trabajo “Suicidio soberano y suicidio patológico” del profesor del Departamento de Filosofía de la Universidad de Santiago, Hernán Neira, se indica que “Al definir “suicidio”, la Real Academia Española toma una opción filosófica, que se aleja de algunos propósitos y puntos de vista de la salubridad pública y pone el acento en que es una actividad íntima que realiza un sujeto capaz de acción. Los límites del concepto de suicidio no son del todo claros; hay un continuo entre el suicidio y el encontrar la muerte, ya por causa “natural”, “accidental” o por “conducta de riesgo”. En sentido estricto, el suicidio sólo puede ser fruto de un acto soberano y no la consecuencia inexorable de una patología que anule la voluntad. Quien esté privado de voluntad, no puede ser suicida, aunque haya muerte, porque no es dueño del acto por el que se la quita. Lo anterior permite discutir tanto los planteamientos de Espinoza y de Kant sobre el suicidio, así como algunas posturas de sanidad pública, que no ven el carácter soberano y no patológico del suicidio”.

Bajo esta inspiración es que se llevó a cabo el Coloquio "Políticas del Suicidio", espacio organizado por el Magíster en Filosofía Política de nuestra facultad y con financiamiento de Dicyt, actividad de carácter abierta en donde la comunidad universitaria pudo compartir junto a expertos que desarrollaron algunos aspectos de la temática.

En palabras del Profesor Neira, “La idea del Coloquio parte como una promesa del proyecto de investigación Dicyt financiado por la universidad, pero no es solo un tema de cumplimiento formal, sino con la intención de poder reflexionar con otros expertos del tema. Es un contexto complejo  que puede ser abordado desde distintos puntos de vista y desde distintas disciplinas y nosotros lo analizamos fundamentalmente desde la filosofía, dejando de lado la patología médica o psicológica. Así volvemos a los orígenes del tema,  lo que es una de las novedades del proyecto, abordando el suicidio como un hecho político o que puede ser político, porque hay muchos suicidios que no son atribuibles  a una enfermedad mental a una patología, sino que cumplen finalidades estrictamente políticas”.

De esa reflexión fueron parte Jorge Castillo de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago,  la Dr. Sandra Baquedano del Departamento de Filosofía de la Universidad de Chile, Ángela Boutano, filósofa del Departamento de Sociología de la Universidad Diego Portales, además del aludido profesor Neira.

Los expertos abordaron el tema desde diferentes enfoques. La investigadora Sandra Baquedano, quien abrió los fuegos de este coloquio, presentó su trabajo “Concepciones fundamentales del acto de darse muerte a sí mismo”  una noción propia del suicidio.  Después, fue el turno del Dr. en Psicología Social, Jorge Castillo, de la Universidad de Santiago, quien compartió su estudio denominado “Todo suicidio puede ser político”. La Dra. en Filosofía, Ángela Boutano, prosiguió estos diálogos con la ponencia “Suicidio como acto subversivo” en donde analizó la acción del suicidio por medio de la huelga de hambre, para finalmente concluir con la exposición del Dr. Hernán Neira, quien hizo una detallada  perspectiva del Ecocidio.

Los investigadores abordaron el suicidio, principalmente desde la filosofía y la filosofía política, dentro del campo de la Teoría de la Acción,  y la acción con fines políticos, “Vemos que quien se suicida también puede sustraerse a la acción del Estado y al mismo tiempo ejerce una presión muy grande sobre el Estado.  Muchos de los suicidios que han tenido relevancia política han ejercido una presión sobre el Estado que no puede controlar.  El suicidio descoloca a la institucionalidad, y por eso nosotros podemos, aparte de las formas políticas clásicas o más convencionales, considerar que también es una forma de acción que tiene el estilo de sustraerse al poder del Estado, no de oponerse al poder del Estado, entonces también  actúa sustrayéndose y no confrontándose, es un sustraerse muy caro para quien lo practica, por cierto (… ) El suicidio puede tener una finalidad de ejercer desde la autoaniquilación intentar transformar una situación” comenta el profesor Neira.

La actividad fue seguida por entusiastas estudiantes de nuestra universidad, quienes participaron del evento, transformándose en una pieza clave en el momento de reflexionar y discutir los diferentes enfoques propuestos por los investigadores.

 

*Texto publicado el martes 25 de octubre de 2017.